Esta cuarentena ha sido muy diferente para cada persona. Mientras que para unos ha supuesto una desgraciada pérdida de beneficios, en la cual han perdido su trabajo o cerrado su negocio, para otros han sido tiempos de ahorro en los que manteniendo su puesto no han apenas gastado nada. No obstante, es innegable que la cuarentena ha supuesto un cambio en nuestra economía. Y siempre es necesario ahorrar, incluso en la nueva normalidad.

Puede que los menos afortunados hayan descubierto que el no haber ahorrado durante años, les ha supuesto ahora un mazazo económico. O puede que aquellos que han ahorrado al no salir de casa, sean conscientes ahora de cuánto dinero realmente pueden ahorrar cada mes. En cualquiera de los casos, es de lo más común empezar a pensar más en ahorrar a partir de ahora.

En cualquiera de los dos casos, en Top5Credits os enseñamos maneras para ahorrar en esta nueva etapa.

No abuses de las nuevas fases

Todos tenemos ganas de salir por fin a echarnos una cañas y unas tapas con los amigos. Y en cierta parte, los restaurantes y bares necesitan de nuestro apoyo estos días. Eso sí, no deberíamos abusar de esto. Puede que llevados por la euforia acabemos por no cenar en casa en una semana, y esto es malo para el bolsillo como para la epidemia, que aún no ha acabado.

Aplica lo que has aprendido en cuarentena

Puede que al estar forzado a permanecer en casa, hayas aprendido algunos ejercicios de calistenia que puedan sustituir esa cuota mensual del gimnasio que apenas pisabas, o que hayas descubierto cuánto más divertido es correr en la calle que en una cinta. O puede que los videotutoriales de Yoga te hayan ayudado más que las clases a las que estabas apuntado. En cualquier caso, puede que las nuevas rutinas que has aprendido en casa, sin pagar mensualidades, deban permanecer así por el bien de nuestro bolsillo.

Usa sabiamente tu superávit

Si has conseguido ahorrar en esta crisis, no lo gastes sin pensar. Lo mejor que puedes hacer es rellenar esos huecos financieros, o incluso refinanciar tu deuda. Intenta amortizar ese préstamo que tenías pendiente, pagar la reforma que necesita tu baño o bien terminar la financiación de tu portátil. A veces, gastar dinero es una manera de ahorrar.

Apuesta por lo local

Apostar por el comercio y turismo local ya no es sólo una cuestión de ética y apoyo comunitario, si no también de ahorro y sanidad. Aunque las fronteras se abran en breve, deberías apostar por un turismo más local, y no aprovechar este verano para viajar fuera. Esto te ayudará a plantearte si, cuando esto termine, es tan necesario recorrer miles de kilómetros para tener unas buenas vacaciones.

No te fíes siempre de internet

Durante la cuarentena, el comercio electrónico ha tenido un auge significativo. Esto significa que muchos negocios online, consciente de ello, han ajustado sus precios a la nueva demanda. Por ello, aunque generalmente internet suele ser más barato, no te fíes ciegamente de la red. Como siempre, compara precios.

Fiestas privadas en vez de terrazas

Si la economía aprieta, no es necesario irse de terrazas y a cenar fuera para volver a tener vida social en esta nueva normalidad. Siempre podremos organizar nuestra propia barbacoa o fiesta. El resultado será que tendremos la música y el menú que queramos, con el menor precio posible, y con los invitados que queramos.